Amor y desamor en la vida



Comprendió que enamorarse era una necesidad tan importante como respirar y que al igual que moría si no respiraba, también lo hacia, aunque de distinta forma, si no amaba. Pensaba eso del amor. Y también pensaba que las personas se habían acostumbrado a maquillarse los sentimientos, porque tenían miedo de que alguien llegase y les hiciese daño. Y es que no hay nada peor que alguien te rompa lo más bonito que tienes, es decir, las razones de sonreír, los sueños y las esperanzas. Así que nos vestimos con un poquito de orgullo, y lo miramos todo desde la distancia, tanteando la profundidad del precipicio antes de saltar, porque si vamos a morir, queremos morir por alguien que sepa llorarnos. 

Y sobre el desamor pensaba que, a veces, es inevitable. Y que ojalá pudiésemos elegir de quién enamorarnos, y hacerlo de aquella persona que supiese querernos. Pero las cosas por desgracia no son así. Y muchas veces terminamos padeciendo insomnio por alguien que además e irónicamente nos hace soñar.

Comentarios

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Que lindo texto:) Es muy cierto, al menos a mi me da mucho miedo enamorarme de alguien que me haga daño. Pero al final, no es vida sin sufrir así que da igual.
    Besos

    ResponderEliminar