26 de agosto de 2014

«Amor inmortal»

11:21 22 Comentarios
Doce meses, un año ya... parece mentira. Se me hace imposible no pensar en todas las tardes juntos, ese primer beso o la primera vez que sentí el suave roce de tu piel con la mía. ¿Recuerdas aquel primer día de Agosto? El día de antes temblábamos, deseábamos que llegase la tarde, el momento en el que se cruzasen nuestras miradas. Lo recuerdo como si fuese ayer, puedo recordar todavía incluso la ropa que llevabas pero había algo más en ti que resaltaba, tu sonrisa, la que me conquistó. Se te veía nervioso, yo contenía las inmensas ganas de abrazarte. Un simple roce hacía que se despertase algo en nosotros. Que intensa tarde. Pasaban los días... cada vez ese sentimiento se hacía más fuerte y las ganas de verte aumentaban. Fueron muchas las tardes juntos, nos prometimos tantas cosas... nos quedaba tanto por vivir... Y ahora mira donde estamos. Seguimos estando cerca, pero a la vez lejos.
Dicen que el primer amor nunca muere, entonces... ¿se le puede llamar amor inmortal?


(Foto real, no es buscada de internet)

23 de agosto de 2014

Nada tiene sentido sin ti

17:18 14 Comentarios
Porque yo te quiero lo suficiente como para querer que seas feliz, pero no tanto como para que la que te haga sonreír sea otra. Y es que si no te digo “ven” es porque quiero que vengas. Que si me callo, es porque lo que no te digo es “te quiero”. Y es que me voy como aquella que quiere que se lo impidan, porque sé que la felicidad sólo depende de que te des cuenta de que pierdo todos los trenes en los que no te subes. Que te des cuenta de eso y me beses en el andén como cuando dos se reencuentran después de mucho orgullo de por medio. He soñado algunas noches contigo. Con nosotros. Yo voy y tú te quedas. Hablamos de cosas que ahora no recuerdo y luego me miras, y nos callamos. Y es ese silencio que precede a los besos que parecen no terminar nunca. Pero no hay beso: despierto antes. Lo he soñado muchas veces, que encadenarme a tu cuerpo es también otra forma de ser libre. Pero sólo es un sueño. Y cuando suena la alarma y abro los ojos, también se abren algunas heridas, y empiezo a pensar que la peor distancia que me separa de ti es el miedo que le tengo a perderte. Y es que el no intentar las cosas evita que podamos fracasar, pero cuánto jode no saber si cuando piensas en mí también te quedas muy callado, como si esperases que algún beso te tomase la palabra. Como si esperases que alguno de mis besos te hiciese hablar. Y no sé entablar una conversación conmigo misma para decirme que te estoy perdiendo al no recordarte. Que las madrugadas sin ti parecen lienzos a los que alguien no les pintó un sentido. Y me cuesta olvidarlo algunas veces.


9 de agosto de 2014

De disfraz en disfraz

10:00 16 Comentarios



 que me rechacen y me dejen de lado. Grupos diferentes, con cada uno personalidades distintas, no sé que hacer y estoy confusa, aterrada. Cada día utilizo una nueva mascara con la que trato de ocultar lo que realmente soy y siento, mis sentimientos, pensamientos, todo detrás de esa gran mascara. No la quiero dejar, quiero seguir con ese disfraz, ese disfraz que con cada persona cambiaba de parecer, pero lo que realmente necesito es a una persona que me diga: "¡Despierta! ¿No ves que solo te estás haciendo daño? Y no solamente a ti sino a todas las personas de tu alrededor, engañadas por esa gran mascara, ¿no ves que solo te estás volviendo una hipócrita? por favor, sal de este tonto pensamiento''  Un tonto pensamiento que me lleva a todo esto.

6 de agosto de 2014

Caos

11:28 11 Comentarios

''Sentimientos almacenados en una maleta, lágrimas escondidas bajo una almohada, sonrisas perdidas en el recuerdo, miradas especiales y frases sueltas por el aire sin encontrar dueño.''

4 de agosto de 2014

Nuestra historia

12:00 12 Comentarios
''Lo nuestro era una de esas historias que casi nadie vive pero todo el mundo cuenta. Una de esas que te dejan el corazón blandito y las manos frías, con todo ese remolino de cosas que hacen que te muerdas las uñas y cantes todas esas canciones que dices que odias. Nuestra historia era una de esas historias infinitas, sí, de las que siempre aparece un 'continuará' al final de cada escena y parece que no haya sitio para poner el punto y aparte. De esas que te dejan con los labios cortados y la nariz rojita aunque estés a 40 grados en pleno Agosto. Nuestra historia era una de esas basada en conversaciones con los ojos, en peleas sin sentido y en días echándonos de menos así porque sí. Una de esas historias donde el orgullo se cree que manda pero luego siempre aparecían las ganas de ti y de mí, las ganas de nosotros. De las que no necesitas contársela a nadie porque sabes que no la entenderían y eso hace que te guste más aún. Una de esas historias donde la casualidad nos junta donde menos nos lo esperamos y cuando más lo llevamos esperando. Donde me dan igual los demás abrazos porque ninguno es capaz de calentarme los huesos tanto como eran capaces los tuyos. Una de esas de finales tristes, con sus reencuentros y sus despedidas, y las dudas de no saber si se acabó para siempre o sólo es un párrafo más.''


2 de agosto de 2014

Cuando el cielo esté gris

13:50 11 Comentarios
Hay tiempos buenos y tiempos malos, pero siempre existirá una luz por muy pequeña que sea que nos guíe en esos momentos de oscuridad. Así que cuando el cielo esté gris acuérdate de cuando lo viste profundamente azul. Cuando sientas frío piensa en el sol radiante que ya te ha calentado. Cuando sufras una temporal derrota, acuérdate de tus triunfos y de tus logros. Cuando necesites amor revive tus experiencias de afecto y ternura, acuérdate de lo que has vivido y de lo que has dado con alegríaRecuerda los regalos que te han hecho, los abrazos besos que te han dado y las risas que en tu rostro se han dibujado. Lo que tuviste lo puedes volver a tener y lo que has logrado lo puedes volver a ganar. Piensa en lo bueno, en lo amable y en la verdad. Recorre tu vida y detente en donde haya bellos recuerdos y emociones sanas y vívelas otra vez, visualiza aquel día que te emocionóDisfruta nuevamente de la paz que ya has conocido, piensa y vive el bien. Allí en tu mente están guardadas todas las imágenes y solo tú decides cual has de volver a mirar.