Lecciones de la vida

Quizá ya no sonreímos porque olvidamos cómo hacerlo. Ya olvidamos cómo se siente que la felicidad nos tatúe nombres en la piel y que nos recite con voz dulce al oído, como lo hacía nuestra madre cuando nos cantaba canciones de cuna para quedarnos dormidos. Quizá nos faltan muchos días de “estoy tan feliz que podría morir ahora mismo”. A lo mejor las personas ya no pasan porque tienen miedo de tropezar y que nadie les ayude a levantarse, porque nosotros somos un desastre y eso incluye en el amor. Cuando intentamos levantar a alguien, terminamos hundiéndolo más. Tal vez fuimos acostumbrados a estar en este lugar por rutina, por esa manía de aferrarnos demasiado a lo que queremos y por ese miedo de perderlo y no encontrar uno parecido. Peor es aferrarte a una persona que sabes que cuando se vaya la vida ya no continuará, que te quedarás estancado y no sabrás cómo seguir adelante, porque le puso su nombre al sentido de la vida. ¿Y cómo se despide de alguien que no quieres que se vaya? Que alguien me lo explique como lo hacen en matemáticas, lentamente, para que entienda cómo se sobrevive a algo así. Es como encender una cerilla en un cuarto lleno de contenido inflamable y explosivo. No sé. Algo así son las despedidas.

Share this:

Comentarios

9 comentarios:

  1. Me encanta, me encanta y me requete-encanta, de verdad estoy sin palabras. De mis favoritos.
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
  2. Las despedidas. Como odio las despedidas.
    La despedida es el momento triste despues de un instante feliz, al menos para mí. Siempre hay que despedirse de alguien al que nunca quieres decir adiós.
    Por ello yo no digo adiós, nunca. No a esa persona que tiene el poder de autodestruirme. Un hasta luego que espero que pronto se convierta en hola está mejor.
    Eso sí tu definición de diez. Me ha encantado tu entrada. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran definición de despedida. Aunque en ciertos casos como el que dices es como un descanso de esa persona. Luego con el paso del tiempo volvemos a reencontrarnos y hacemos como si nada hubiera pasado.
      Un besito.

      Eliminar
  3. Como decia un gran músico argentino: "poder decir adiós, es crecer". Las despedidas son de las peores sensaciones y situaciones que debemos afrontar en la vida, pero muchas veces es necesario para avanzar.

    Un beso linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que razón, supongo que en esta vida hay de todo bueno y malo.
      Un besito.

      Eliminar
  4. Es por eso mismo, que no soy de acercarme tanto a las personas.
    Y sé que esta mal.
    Odio las despedidas y el perder a esa persona con la que encariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Odias acercarte tanto por el miedo a que te hagan daño, creo. En ese aspecto te entiendo, pero también hay que ser flexible en ciertos casos.
      Un besito.

      Eliminar
  5. Hermoso, tienes razon en todo lo que dices<3
    Besos<3

    ResponderEliminar