29 de mayo de 2015

¿Te apetece jugar?

18:00 4 Comentarios

 Te propongo un juego. Sólo hay una regla; prohibido mirar el reloj. Que tus ojos sean el segundero, quedándose fijos en todos los puntos de mi cuerpo. Que tus manos sean el minutero, deslizándose por mi costado. Y que las horas las marque tu boca, recorriendo mis puntos débiles, rozando mis labios con ese sabor a ti dejándome con sed de algo más. El tablero será tu cama. Marcaremos las condiciones a besos, o si lo prefieres podemos romper el contrato y hacer lo que nos dé la gana: perderme en tu cuello y encontrarte bajo las sábanas, susurrarte besos y suspiros, gritarte sonrisas al oído o morderte el labio, aunque eso me lo tomaría como un asalto menor y luego llegaría el mayor. El juego consiste en hacer de los domingos viernes. Entonces que, ¿vienes? 
Que sea invierno ahí fuera pero primavera en tu cama.

16 de mayo de 2015

Querido diario...

23:46 9 Comentarios
Querido diario;
¿te he hablado ya de su sonrisa? Esa que aparece cuando me ve al cruzar la calle. ¿Y de sus abrazos? De cuando me atrapa entre sus brazos y todo esfuerzo para escapar parece inútil, aunque sinceramente ni loca escaparía de ellos. ¿Y de sus caricias? De cuando pasamos la tarde abrazados a escondidas del mundo. ¿Y de sus besos? No importa el lugar. Creo que no conozco peor vicio, solo sé que cada vez quiero más y más... ''Quieto ahí, tus besos o la vida'' ¿Y de cuando jugamos a la play o a cualquier juego de mesa? Se hace duro e intenta ganarme pero luego se deja ganar. Y que no falte el beso en la mejilla de victoria. Y de sus piques ya ni hablemos. Ese ''no te piques tonta'' y un besito en la mejilla nunca falla. ¿Y lo que me encanta ponerme su ropa que, eh?
Hay tantas cosas que me encantan relacionadas con él que no acabaría nunca y pensarás que estoy exagerando, pero no. Te pediría que intentases ponerte en mi lugar y tratases de comprender pero simplemente sé que es imposible entender este desastre tan bonito, aunque no tanto como él.