¿Te apetece jugar?


 Te propongo un juego. Sólo hay una regla; prohibido mirar el reloj. Que tus ojos sean el segundero, quedándose fijos en todos los puntos de mi cuerpo. Que tus manos sean el minutero, deslizándose por mi costado. Y que las horas las marque tu boca, recorriendo mis puntos débiles, rozando mis labios con ese sabor a ti dejándome con sed de algo más. El tablero será tu cama. Marcaremos las condiciones a besos, o si lo prefieres podemos romper el contrato y hacer lo que nos dé la gana: perderme en tu cuello y encontrarte bajo las sábanas, susurrarte besos y suspiros, gritarte sonrisas al oído o morderte el labio, aunque eso me lo tomaría como un asalto menor y luego llegaría el mayor. El juego consiste en hacer de los domingos viernes. Entonces que, ¿vienes? 
Que sea invierno ahí fuera pero primavera en tu cama.

Comparte esto:

Sobre la autora

Nerea Edelweiss

Invierno del 99. Alicante, España. Estudiante y amante del inglés. Cariñosa, sencilla y risueña. Aprendiz de persona. ¡Hola! Soy Nerea Edelweiss. Gracias por leer el post, ¿te parece bien si aportas tu granito de arena y comentas? Estaré encantada. Un besito.

    Comenta con blogger
    Comenta con facebook

4 comentarios:

  1. UJUUUUUU. Que fuerte, me encantó, es tan jodidamente romantico♥♥
    Besos<3

    ResponderEliminar
  2. Que romántico, cuanto amor, cuanta pasión <3

    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar