Cuestión de sinceridad

Tengo miedo. Sí, lo reconozco. Sabes que me cuesta reconocer las cosas cuando se tratan de miedos que me afectan. Pero cuando una persona te importa haces hasta lo imposible por ella, y eso es, precisamente, lo que intento hacer por ti. Puestos a hablar sobre miedos debo reconocer que me cuesta la vida admitir que te echo de menos, pero no porque no lo sienta, de hecho diría que lo siento demasiado, pero me asusta esa adicción a la que puedo llegar por ti. No quiero llegar al éxtasis y cortar radicalmente con todo aunque, joder, contigo me importa bien poco ser débil unos segundos.
Todavía me parece increíble la forma en la que empezó todo esto, inesperadamente, como ocurren las mejores cosas. Creo que esa es la esencia de la vida.  Apareció sin quererlo ni esperarlo, pero muy bien recibido. Un amor que comienza como un juego y se convierte en una realidad como la vida misma.  Recuerdo el miedo que tenías a que te abandonara en eso pienso igual pero sobre ti y me fuese con otro chico, lo que no sabes es que, existiendo tú, no hay chico que me valga. Eres tan distinto al resto... Y tú preguntándote por qué quiero estar contigo, por qué alguien cómo yo se fijaría en alguien como tú.


Porque todos tenemos una historia, y tú eres la mía.



Comentarios

16 comentarios:

  1. Ay como siempre precioso y con delicadas palabras <3

    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡QUE LINDO!, las mejores cosas de la vida pasan cuando menos lo esperas, y es hermoso porque sin buscarlo, ni necesitarlo encuentras algo que cambia tu vida para bien. Cuando sientas que lo extrañes ¡Diselo!, no sientas miedo. SOLO VIVE.
    Me encanto, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, igual por no valorarlo, o en mi caso demostrarlo, lo pierda...
      Un besito.

      Eliminar
  3. ¡Pero que bella entrada con esa foto tan bonita! Y es que algunos miedos los tenemos porque esa persona de verdad nos importa y la queremos y no queremos perderla por nada del mundo. Estoy con Adriana! Sigue viviendo dia a dia ese amor tan vuestro y no tengas miedo a decirle que le echas de menos! Besos (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, no quieres acostumbrarte a ella por si se va y cuando te das cuenta ya es tarde... Aun así el amor es bonito en todas sus formas posibles.
      Un besito.

      Eliminar
  4. Admitir que alguien forma parte de ti es duro, porque eso hace que cada vez le eches más de menos. Una entrada genial, un abrazo enorme:)

    ResponderEliminar
  5. Precioso post, la verdad. La apariencia del blog me gusta mucho, gracias por dejar tu direcció, aquí me quedo.
    Un beso,
    http://seamonds.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cielo, encantada de tenerte por aquí.
      Un besito.

      Eliminar
  6. Me siento super identificada siempre con lo que escribes, yo tambien tengo tuve y tendré ese miedo en mi relación con mi chico. Ese juego del tira y afloja del "echar de menos" y que quieres ser fuerte y no extrañar a alguien, pero al final te das cuenta que extrañar al que amas no es depender de el, si no hacerte mas fuerte porque aceptas aquello que esta en tu corazón.
    Y como siempre, me encanta todo lo que escribes <3

    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sabias palabras, no puedo estar más de acuerdo contigo.
      Espero que todo te vaya bien mucho más tiempo porque se te ve feliz, de verdad.
      Un besito.

      Eliminar
  7. Buen diaa! Antes que nada, agradecerte por seguirme. Me hizo muy feliiz! Hoy he encontrado un hueco para pasarme por tu blog, y voy a seguir por aquí un ratín más a mirar tus entradas. Que bonito es el amor, que nos inspira tantísimo para escribir tales palabras, que son preciosas y sinceras. Siempre me ando quejando de él, ero que sería el mundo sin amor? Lucha por lo que quieras, y no tengas miedo. Lucha por ser feliz, que la recompensa es mejor que la duda del "y si...".

    - sonríe eternamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de tenerte por aquí.
      Tienes razón, muchas veces lo odiamos pero en el fondo no podríamos vivir sin él...
      Grandes palabras.
      Un besito.

      Eliminar