20 de febrero de 2016

Tormenta perfecta

19:02 8 Comentarios
Él era verano, fuego ardiente, símbolo de la pasión. Ella era invierno, frágil y muy fría. Sin embargo compartían un secreto; ambos quemaban. Juntarlos era claramente una mala idea pero lo hicieron... Y desataron la peor tormenta jamás conocida.

12 de febrero de 2016

Yo materializada en un símbolo

14:43 6 Comentarios
A lo largo de nuestra vida encontramos símbolos, dibujos o incluso palabras que nos representan o nos definen. Yo os invito a pensar y a plantearos una pregunta: desde que tenéis uso de razón, ¿habéis encontrado algo que os defina o represente?
Yo encontré mis símbolos por casualidad, pero queda mucha vida por delante y no descarto que encuentre más símbolos.
  • La palabra talasofilia, que significa amor a los mares y oceanos. Desde pequeñita me ha encantado el agua, de ahí que en una época de mi vida practicara natación. Otra razón es mi zodíaco, acuario. No soy una persona creyente en eso pero casualmente mi signo está relacionado con el agua.
  • Una flor llamada Edelweiss. Se traduce como "flor de las nieves" y me representa a mí, tal cual soy. Es una flor pequeña y blanca (como su nombre indica), tiene pétalos muy anchos dejando muy cubierto su interior. Reflejado en mí quiere decir que soy una persona bastante reservada, quizá suene raro porque irónicamente tengo un blog donde escribo hechos de mi vida pero es así, posiblemente conozcan todos los detalles de mi vida tres personas. Se encuentra en lugares muy altos y además es una flor poco común y yo tuve la suerte de verla en persona y poder fotografiarla. Su localización me recuerda a lo que he sido capaz de conseguir, a mis metas propuestas conseguidas. El ser poco común me lo dice mi chico, para él soy una persona única, especial, diferente y de ahí que me identifique en ese aspecto.
  •  La palabra serendipia, que significa descubrimiento afortunado e inesperado. No tengo mucho más que decir, creo que esta palabra se puede asociar a cualquier persona porque todos hemos encontrado algo bueno de casualidad.
De momento estos son mis símbolos, espero que con el paso del tiempo pueda encontrar más cosas que me describan y compartirlas. Lo dicho, os animo a que penseis vuestros símbolos y expliquéis porqué os definen.
Ando con examenes, examenes finales, exposiciones y trabajos de clase con lo cual tener inspiración para escribir es algo imposible. Espero tener algún huequecito pronto para animar esto...

1 de febrero de 2016

Feliz año, mi vida

15:43 8 Comentarios
 
Este escrito es enteramente para ti, para que recurras a él cada vez que lo necesites...

Mi amor, mi vida, mi todo, que bonito es poder referirme a ti mediante esas palabras, pero es mucho más bonito poder tenerte, de todas las formas posibles... Te escribo esto ahora, cuando pienso detalladamente cada momento que he pasado a tu lado durante todo un año. Un año magnifico, donde he aprendido mucho sobre el amor, donde he aprendido que es muy dulce pero amargo a ratos.
¿Te das cuenta de cómo corre el tiempo? Todo comenzó hará un año, con un impulso de locura. Me propusiste algo que habías pensado y que no voy a mencionar aquí, pero que sería ideal que aceptara porque para mi edad, era muy madura y tú buscabas eso, madurez. Acepté y una cosa llevó a la otra hasta que, simplemente, nos enamoramos. Creo que no hay nada mejor que dos personas se enamoren a la vez. 
Me has obsequiado con muchas cosas; no hablo de lo material, me refiero a los pequeños detalles que te hacen ver la vida menos pesada y por lo contrario, tener esa sensación que algunos creen haber perdido: el vivir felizmente. No sé si te acordarás de mis goals (click), pero en su momento te dije que estabas consiguiendo que viviera mi propia película, un ejemplo de obsequio no material. Por supuesto me encantó ver al minion Bob con una notita en la que me proponía ser mi compañero de piso. 
Una relación basada en la confianza, el cariño y la sinceridad. Tendremos malas rachas que nunca querré recordar, de hecho ya las hemos tenido por terceras causas, pero sé que la fuerza que nos une es incapaz de destruir esta unión. 
También debo darte las gracias por cada momento que has estado a mi lado, por haberme soportado, comprendido y por todo lo que has cedido. Por hacerme feliz, por ser la persona que siempre me inspira y apoya. Podría decirte más pero no he venido aquí para escribir cosas que ya sabes.
Te quiero, te quiero y te vuelvo a querer, mi vida. Y si me diesen a elegir te volvería a elegir a ti y a tus pupilas dilatadas cada vez que me miras, a esos brazos que me sujetan algo más que las manos y a esas caricias que me hacen vivir en una nube. En pocas palabras, me encantas y me encanta poder decir que lo nuestro es especial.
«Un brindis por ese primer beso que fue un total desastre y que provocó muchos otros que juntos formaron un maravilloso desastre.»