19 de febrero de 2017

Wherever you are

22:00 10 Comentarios


Nada mejor que despertarse con tu ataque de besos. Que todavía no he abierto los ojos y ya te has recorrido mi cuello y mi mejilla mil veces, y pese a ello siga sin acostumbrarme a esos besos con sabor a miel que me das. Cada uno me envía un mensaje distinto; ''te quiero'' ''te necesito'' ''preciosa'' ''mi vida'' y qué bonito es que alguien te susurre que eres su vida, que te necesita, que te quiere, que te cuida...
Nada mejor que tu abrazo reconfortante después de una larga y dura semana sin vernos. Siento que tras cinco días vuelvo a mi hogar. Soy completa al sentir tus manos en mi cadera, deslizándose por cada centímetro de mi piel.
Nada mejor que ver una película de miedo abrazados, que ni los monstruos más horripilantes me den miedo si siento tu respiración cerca, y es que poca gente sabe transmitir tranquilidad y protección tan bien como tú.
Nada mejor que rozar las estrellas, porque eso es lo que siento cada vez que me coges y me elevas, cada vez un poco más alto. Te prometo que el día que llegue a la luna tú estarás a mi lado.
Nada mejor que el sonido de nuestra risa, la melodía preciosa, la combinación perfecta que pueda inundar cualquier habitación.
Nada mejor que tenerte, que quererte...

¿Me ves? Estoy temblando. Tengo miedo. Nunca te marches.
¿Me sientes? Estoy aquí. Estoy a tu lado. Aunque no puedas verme.
¿Me escuchas? Prometo susurrarte un te quiero cada noche.

Primer día, domingo 19 de febrero, 22:00
Te quiero...

12 de febrero de 2017

Miedos

18:31 6 Comentarios

El único miedo que quiero tener contigo es el de abrazarte con cuidado por si me matas a cosquillas, o a besos. Miedo a quedarme dormida a las 2 de la madrugada mientras tenemos una de mis conversaciones favoritas. O miedo a echarte demasiado de menos cuando no estás. O incluso miedo a que no hayan suficientes vidas para demostrarte lo que te quiero...

 Anne Invierns