26 de marzo de 2017

La banda sonora perfecta

21:50 8 Comentarios
Existen placeres pequeños como el chocolate, un abrazo cuando tienes frío, un masaje cuando estás cansada o escuchar tu risa, la banda sonora de mi película favorita, la que estamos rodando en este momento tú y yo. Y de verdad, no te haces una idea de cuán feliz me hace verte sonreír, con los ojos vidriosos a punto de escaparse la lagrimilla rebelde y con las arruguitas que se te forman al lado de los ojos.
Que mono estás y qué suerte tengo, pienso.
También pienso en que no necesito nada más que tu risa para que se produzca la mía, visto así suena muy bien, ¿no?
Amo tu risa. La amé cuando escuché por primera vez cómo se mezclaba con la mía, y fue ahí cuando me di cuenta de que ese era el sonido que quería escuchar el resto de mis días. Y que nos vea crecer, superar obstaculos...

11 de marzo de 2017

Ni el alcohol

12:18 14 Comentarios
 
Sábado 11 de Marzo, 02:16. Con un vaso de tequila en la mano izquierda y él en mi cabeza.

Ron, vodka, whisky... qué más da. Nada sacia las ganas que tengo de tus besos. Nada hace que olvide lo mucho que te necesito. Te quiero parezco escuchar. No puede ser. Yo en Madrid y tú en Alicante. Debería dejar el alcohol por hoy. Y entonces recuerdo la promesa. Gilipollas. Si bebes suficiente vodka sabe a amor, decían. Qué inocente. Qué ilusa. Nada se puede comparar a ti. Perdí la cuenta en la cuarta copa. 
Otro trago más.
Arde, pero no importa.
Ojalá me hubiera perdido en el alcohol, pero me perdí en tu sonrisa, en el olor de tu pelo y en el brillo de tu mirada. Creo que a la larga hubiera dolido menos.
Ojalá.
Así que un brindis el último, lo prometo por ti, por mí, y por los vasos de plástico que han aterrizado en el suelo.