8 de octubre de 2017

Ojalá siempre contigo

16:48 24 Comentarios
Ojalá nunca nadie pruebe tus labios. 
Son puta droga. 
Ojalá nunca nadie te conozca como yo te conozco. 
Y sepa tus debilidades.
Ojalá nunca nadie te mire como te miro yo.
Brillan esos ojos color marrón otoño como yo los llamo y me ganan.
Ojalá nunca nadie se enamore de ti. 
Ojalá seas eterno.

Porque una vez que empiezas ya no hay vuelta atrás. Estás jodida si te mira con esos ojos que derriten hasta el fuego. Los tres metros sobre el cielo se quedan cortos si te acaricia, si te abraza, si te toca. Y olvidemos eso de bajarte la luna, demasiado cliché, yo prefiero caminar por ella cada vez que se mete por sitios prohibidos. 

Que alguien me diga qué tiene porque desde hace más de dos años y medio me tiene comiendo de la mano, y yo soy más de plato.

Me ha tocado la lotería sin jugar. Y yo soy masoca por querer presumir sabiendo que los diamantes no se encuentran, te encuentran.

Espero que no me odiéis mucho por dar envidia pero, ¿quién no lo haría?